El 8M hoy es más vivo que nunca

El sistema hace aguas por todas partes. No cuida la vida, las personas, ni el planeta. Es por eso que a pesar de las restricciones y la situación de pandemia mundial, no queremos dejar de reivindicar una sociedad igualitaria, libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Desde Justicia Alimentaria nos agarramos al feminismo como piedra angular de nuestro trabajo, ya que el cambio del sistema agroalimentario no puede entenderse sin igualdad social y política entre hombres y mujeres." data-share-imageurl="">

El sistema hace aguas por todas partes. No cuida la vida, las personas, ni el planeta. Es por eso que a pesar de las restricciones y la situación de pandemia mundial, no queremos dejar de reivindicar una sociedad igualitaria, libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Desde Justicia Alimentaria nos agarramos al feminismo como piedra angular de nuestro trabajo, ya que el cambio del sistema agroalimentario no puede entenderse sin igualdad social y política entre hombres y mujeres. Si queremos una sociedad justa debe ser feminista.